Indemnización por atropello: todo lo que debes hacer para que la aseguradora te pague los daños y perjuicios sufridos

Indemnización por Atropello
7 de febrero de 2022

Cuando tienes que reclamar una indemnización por atropello, lo primero a tener en cuenta es que la aseguradora no te lo va a poner nada fácil.

Sabemos que es un tipo de accidente que genera muchas controversias con las compañías, por la cantidad de supuestos complejos que pueden darse y las discusiones que se generan por la culpa.

Es normal que, si tú o alguien de tu entorno sufre un atropello, surjan las dudas:

“¿Cómo sé qué tengo que reclamar?…

¿Qué hago si la compañía dice que la culpa es mía?…

¿De qué forma se valoran los daños que he tenido?…

¿Cómo saber si la oferta de la compañía es correcta?…

¿Qué ocurre si yo tengo una parte de culpa en el accidente?”

Peatones y ciclistas son los grandes perjudicados: ambos reciben el impacto directamente en su propio cuerpo, lo que agrava las lesiones sufridas.

No esperes que la aseguradora te entienda y te indemnice sin más.

Lo normal será lo contrario.

Con ayuda legal especializada de abogados especialistas en atropellos, la mayoría de los casos donde la aseguradora te pone pegas para pagarte se pueden reclamar con garantías.

 En Valenzuela & Resel Abogados podemos ayudarte.

 

El problema de la culpa en la indemnización por atropello

De todos los problemas que te vas a encontrar si tienes que reclamar una indemnización por atropello, la discusión sobre la culpa es lo más complejo de demostrar.

El peatón está siempre desprotegido.

No tiene seguro, por lo que la compañía del responsable tiene que cargar con todo lo que haya que pagar de indemnización, y lo habitual es que las lesiones sean graves, lo que dispara las cantidades a pagar a la víctima.

Por tanto, si encuentra el más mínimo motivo para negarse a indemnizarte, lo va a hacer, y para ello te va a discutir la responsabilidad en el atropello.

 

¿Puedes reclamar indemnización por atropello en caso de culpa exclusiva tuya?

Lo primero que debes saber es que siempre vas a poder reclamar si no eres el culpable exclusivo del accidente.

Pero… ¿qué ocurre si la compañía de seguros dice que la culpa es exclusivamente tuya?

Por ejemplo, dice que estabas cruzando fuera del paso de peatones cuando te atropellan, o incluso por un lugar indebido.

O en un paso de peatones regulado por semáforos, no te pagan porque alegan que la fase del semáforo estaba en rojo para peatones y verde para los vehículos cuando cruzabas.

En supuestos así van a alegar “culpa exclusiva de la víctima” y se van a negar a indemnizarte.

Es muy importante que nunca des por buena esa postura de la compañía.

Muchos de estos casos pueden reclamarse sin problema si tienes asesoramiento legal especializado, y la ayuda de, por ejemplo, un perito reconstructor de accidentes que demuestre que el atropello no pudo ocurrir como defiende la aseguradora.

El único supuesto donde no podrías reclamar una indemnización por atropello es cuando provocas el accidente con una conducta negligente o dolosa por tu parte, de tal forma que para el conductor haya sido imposible evitar el accidente.

 

¿Hay derecho a indemnización por atropello en caso de concurrencia de culpas?

Otro supuesto complicado es el de la culpa compartida, o concurrencia de culpas, es decir, que hayas tenido una parte de responsabilidad, y otra el conductor que te atropella.

Imagina, por ejemplo, que estás cruzando fuera de un paso de peatones, y el vehículo que te atropella circula por encima de la velocidad permitida en ese tramo.

La pregunta es… ¿podría haberse evitado el accidente si el conductor no hubiera ido con exceso de velocidad?

El actual Baremo de Tráfico eliminó la concurrencia de culpas, sustituyéndola por la llamada “contribución de la víctima a la producción del daño”.

El objetivo de este cambio era promover en las víctimas una actitud diligente y proactiva de cara a minimizar los perjuicios sufridos en un accidente.

Dicho de otro modo, se trata de casos donde el atropello se produce en parte por culpa tuya.

¿Puedes reclamar indemnización en estos supuestos?

En muchos de ellos es posible, con la ayuda de un abogado especialista en atropellos y otras pruebas como un informe pericial de un perito reconstructor de accidentes.

El perito reconstructor podría demostrar en el ejemplo anterior que, si el vehículo responsable hubiera ido a la velocidad adecuada, le habría dado tiempo a frenar evitando atropellarte.

En estos supuestos, que normalmente se van a tramitar judicialmente porque la compañía no te va a pagar “por las buenas”, no percibirías la indemnización íntegra, sino que el pago va a ser proporcional al porcentaje de culpa de cada parte.

La importancia de la prueba en una indemnización por atropello: Atestado y testigos

Ya hemos visto la cantidad de supuestos diferentes que pueden darse con la culpa. Por eso es fundamental la prueba en los atropellos.

Una forma de tener medios de prueba para rebatir a la compañía el “no te pago porque eres culpable” es el Atestado y los testigos.

Es fundamental llamar a los agentes de la autoridad para que acudan al lugar, analicen los hechos y levanten un Atestado que va a ser la prueba que necesitas para acreditar que el accidente no ha sido culpa tuya.

Los agentes analizan el lugar, si hay o no huellas de frenada, las posiciones finales del peatón y de la víctima, la frecuencia semafórica si era un paso de peatones regulado por ellos, y tomarán declaración a los testigos presenciales.

Y aquí viene otro de los problemas de la víctima de un atropello, y es que normalmente es evacuada por los servicios de emergencias teniendo en cuanta la gravedad de las lesiones que suelen tener.

Esto significa que no va a poder dar su versión de los hechos a los agentes de la autoridad, lo que puede aprovechar el conductor para responsabilizar al peatón.

Por eso es muy importante que en cuanto te sea posible, acudas a la policía o Guardia civil a dar tu versión de cómo se ha producido el accidente.

Los testigos presenciales son otro de los medios de prueba claves en los atropellos controvertidos, y es que su declaración te puede ayudar mucho en un procedimiento para demostrar los hechos y ganar a la aseguradora.

 

Qué daños puedes reclamar en una indemnización por atropello

La indemnización que puedes reclamar en un atropello no comprende solo las lesiones que hayas podido tener, sino también los daños materiales y el llamado perjuicio patrimonial.

Lo vemos con el ejemplo de un caso como muchos de los que tramitamos:

Imagina que te atropella un vehículo mientras cruzabas un paso de peatones y a consecuencia del impacto sales despedido, cayendo a la calzada unos metros más adelante.

En ese atropello tienes lesiones, pero además se te rompen las gafas que llevabas puestas, un ordenador que portabas en una mochila y el móvil.

A causa de las lesiones sufridas en el atropello tienes que estar unas semanas de baja laboral, y pierdes una serie de comisiones o incentivos de tu trabajo a causa de la baja.

Además, tienes unos gastos de farmacia y pruebas médicas que te haces en tu proceso de recuperación, y otros de desplazamiento en taxi a la rehabilitación y al hospital.

Todo lo que te ha supuesto un menoscabo económico o un perjuicio de la clase que sea, lo tienes que reclamar en la indemnización.

Por un lado, los daños personales, es decir, las lesiones (tiempo de curación, secuelas funcionales y estéticas, y resto de factores de corrección recogidos en el Baremo).

Por otro los materiales (gastos derivados de daños en las gafas, el móvil y el portátil, que hay que acreditar a la compañía con fotos, facturas o presupuestos de reparación…)

Y finalmente el perjuicio patrimonial, que se divide en lucro cesante (cualquier perjuicio económico derivado del accidente) y daño emergente (gastos que hayas tenido que pagar como farmacia, pruebas médicas o desplazamientos).

¿Qué ocurre en caso de una víctima que fallece en el atropello?

En este caso son sus beneficiarios quienes reclaman la indemnización, pueden encontrarse los mismos problemas con la aseguradora que en cualquier otro atropello, con el inconveniente, además, de que no puede recabarse la versión de la víctima.

Por eso es fundamental en estos casos asesorarse con abogados especialistas en fallecimientos.

 

La importancia de acudir al médico antes de que pasen 72 horas desde el atropello

Es fundamental que tengas en cuenta que, como en cualquier reclamación de daños personales en un accidente, debes acudir al médico en un plazo no superior a 72 horas desde el atropello.

Si se ha tratado de un caso menos grave, y no te trasladan al médico los servicios de emergencia, acude de inmediato al hospital más próximo para que te valoren los daños que has tenido.

Si no tienes un primer diagnóstico de lesiones antes de las 72 horas desde el accidente, no vas a poder reclamar indemnización alguna.

 

Cómo podemos ayudarte legalmente a reclamar tu indemnización por atropello

En cualquier tipo de accidente vas a necesitar la ayuda de un abogado, pero en un atropello es imprescindible.

Por un lado, no conoces el Baremo de Tráfico ni sabes qué puedes reclamar y cómo hacerlo.

Por otro, si la aseguradora te niega el pago por el motivo que sea, no debes dar por buena su respuesta motivada hasta consultar a un abogado experto en atropellos.

Y finalmente, tampoco conoces cómo se valoran tus daños, ni calcular la indemnización que te corresponde.

¿Tienes que reclamar una indemnización por atropello y no sabes por dónde empezar?

No esperes para informarte, aunque la compañía te haya dicho que no te paga.

Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso en consulta gratuita y sin compromiso para resolver todas tus dudas con nuestros abogados. Tus Abogados Accidentes de Tráfico Madrid.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Inicio Blog