No me pagan la indemnización por accidente de tráfico: ¿Qué tengo que hacer para reclamarla?

No me pagan la indemnización por accidente de tráfico
21 de octubre de 2021

Cuando una aseguradora te dice que no te paga la indemnización por un accidente de tráfico que te corresponde, tienes dos problemas.

El primero es que no sabes si tienen o no razón y, por tanto, si puedes reclamar o no.

La consecuencia de este problema es que muchos perjudicados por accidentes que no se asesoran legalmente, se “creen” el argumento de la compañía y se quedan sin indemnización, teniendo derecho a ella.

El segundo problema es que las compañías utilizan “a su manera” el Baremo de Tráfico para “justificar” que no te pagan la indemnización.

La consecuencia es la situación de desamparo en que quedas como víctima: no recibes información de tu compañía y no conoces cómo puedes reclamar con garantías.

Nuestro consejo como abogados especialistas en accidentes es que nunca aceptes un NO de la aseguradora hasta asesorarte legalmente.

Muchos “no te pago indemnización” de una compañía se pueden convertir con ayuda jurídica en todo lo contrario, y que recibas la compensación económica que te corresponda.

 

¿Qué motivos puede alegar la compañía de seguros para no querer pagarte la indemnización?

Muchos perjudicados que acuden a asesorarse a Valenzuela & Resel Abogados no entienden cómo siendo víctimas de un siniestro, tienen que estar dando explicaciones para que les paguen la indemnización a la que tienen derecho.

En el ámbito de los accidentes de circulación NO hay dos casos iguales, cada siniestro es diferente, igual que las lesiones de cada perjudicado también evolucionan de forma distinta, aunque sean las mismas.

Por eso es fundamental analizar cada supuesto desde un punto de vista legal de forma personalizada, incluyendo una negativa de la aseguradora a pagar indemnización.

El problema de las alcoholemias

Las alcoholemias pueden darte problemas cuando tienes un accidente, no eres culpable, eres tú quien da positivo, y te ponen una sanción administrativa.

Lo más probable es que la compañía del responsable no quiera pagarte indemnización y su justificación será que conducías bajo los efectos del alcohol.

Acude cuanto antes a un abogado en estos casos, porque si el hecho de que hayas dado positivo no ha sido determinante para el accidente, la compañía no puede negarse de principio a pagarte la indemnización si tú no has sido el culpable.

Te ponen pegas para pagarte porque te han impuesto una sanción administrativa

Si circulas con la ITV sin pasar o con tu carnet de conducir caducado y tienes un accidente donde no eres culpable, la compañía contraria puede decirte que no paga por esos motivos.

Aunque te van a imponer una sanción de tipo administrativo, la aseguradora no puede alegar que no te paga por ello, porque tú estás reclamando por un caso de responsabilidad civil derivada de un siniestro.

Ahora bien, imagina que tu vehículo no ha pasado la ITV, y tiene un fallo mecánico que ha intervenido de alguna forma en el accidente.

En este caso la compañía de seguros no va a querer pagarte la indemnización.

Esto no significa que no puedas hacer nada.

Consulta a un abogado especialista porque, aunque haya podido haber una contribución tuya a la producción del daño, ello no implica que automáticamente no puedas reclamar, al menos una parte de tu indemnización.

¿Y qué ocurre si descubres tras el siniestro que el conductor contrario circulaba sin seguro?

Que el responsable del accidente circule sin seguro no te afecta a la hora de reclamar, porque en estos casos se hace cargo de las indemnizaciones que correspondan el Consorcio de Compensación de Seguros.

Te discuten la culpa en el accidente

Este es el motivo más habitual que te vas a encontrar para que una compañía no quiera pagarte una indemnización.

Seguro que ya sabes que solo puedes reclamar tus daños cuando no eres “culpable exclusivo” el accidente.

El problema es que entre “soy culpable exclusivo” y “no soy culpable” hay cantidad de supuestos que se pueden dar.

Muy a menudo tú tienes claro que no eres responsable, pero la aseguradora mantiene que sí lo eres, y por eso no te paga la indemnización.

  • Puede ser que el contrario diga que la culpa es tuya.
  • También que tú mantengas una versión y el otro conductor tenga otra distinta.
  • Incluso puede que el siniestro sea dudoso, y sea complejo determinar de quien es la responsabilidad.

¿Todo esto significa que en estos casos que la aseguradora no te quiere pagar no puedes reclamar una indemnización por tus daños?

Ni mucho menos.

Muchos de estos supuestos se pueden reclamar con éxito si tienes un buen asesoramiento legal, y normalmente se tramitarán por vía judicial.

¿Y qué ocurre si la compañía demuestra que una parte de la culpa del accidente es tuya?

El hecho de que hayas contribuido en la producción del daño no significa que te vayas a quedar sin indemnización.

En estos casos hay que estudiar la dinámica del accidente y valorar qué porcentaje de responsabilidad tiene cada parte.

Lo habitual es que puedas reclamar, aunque la cantidad que te pague la compañía se reduzca de forma proporcional al porcentaje de culpa tuya y del contrario.

También puede ocurrir, por ejemplo, que viajaras sin cinturón de seguridad, o no llevaras casco circulando en moto en el momento del siniestro.

La compañía puede alegar que no te paga porque las lesiones se han producido precisamente porque ibas sin casco o sin cinturón.

Aquí volvemos al argumento de tu contribución a la producción del daño: habrá que estudiar el caso para valorar qué indemnización puedes reclamar, siempre que la culpa del siniestro no haya sido tuya.

La compañía no te paga por aplicación del artículo 135 del Baremo de Tráfico

El otro gran motivo por el que una aseguradora puede negarse a pagarte es por aplicación del artículo 135 del Baremo de Tráfico, referido a traumatismos menores de la columna vertebral.

En concreto, el conflicto principal se centra en las lesiones de cuello (cervicalgias, esguinces y latigazos cervicales).

Los motivos principales alegados por las compañías en aplicación de alguno de los criterios recogidos en este artículo suelen ser:

“…No te pago porque tu vehículo apenas ha tenido daños materiales y por tanto es imposible que hayas sufrido lesiones…”

“…No te pago porque has tardado más de 72 horas en acudir al médico y se ha roto el nexo causal entre accidente y lesiones…”

“…No te pago porque la cervicalgia ya la tenías de antes…”

No vamos a negarte que estos casos son siempre controvertidos.

Y que en la mayoría de las ocasiones acaban en los Tribunales.

Pero esto no significa que no se puedan reclamar, y mucho menos que no tengas derecho a indemnización.

Las aseguradoras suelen usar en estos supuestos criterios estadísticos para evitar pagarte, y aportan informes biomecánicos y periciales para tratar de demostrar que no tienen que pagarte.

Lo más probable es que te envíen lo que se llama una “respuesta motivada” donde te van a indicar por qué no te pagan la indemnización.

Pero la realidad en que en muchas ocasiones aplican de forma sistemática indebidamente el artículo 135 en lugar de valorar cada caso en concreto.

En Valenzuela & Resel Abogados lo sabemos porque ganamos casi la totalidad de estas reclamaciones y conseguimos una indemnización para los perjudicados.

Nuestro consejo: NUNCA aceptes la negativa de una aseguradora a indemnizarte sin consultar tu accidente con un abogado.

Busca siempre asesoramiento legal porque estos casos, con ayuda de expertos en accidentes, se ganan en la inmensa mayoría de las ocasiones.

 

¿Qué puedes hacer cuando la compañía no quiere pagarte la indemnización?

A estas alturas imaginamos que tienes muy claro que muchas veces las compañías de seguros no pagan una indemnización por accidente de tráfico con argumentos poco fundados o por indebida aplicación de la normativa vigente.

También sabes que las aseguradoras defienden sus propios intereses, no los tuyos.

Si pueden ahorrarse una indemnización, lo van a hacer.

Por eso necesitas ayuda legal.

Intentar por tu cuenta negociar con la compañía es un error, porque no conoces la normativa ni sabes cómo rebatir su negativa a pagarte.

Muchos de los casos que una aseguradora no quiere pagar pueden reclamarse con éxito.

¿Qué tienes que tener en cuenta?

  • No esperar para asesorarte: si queremos demostrar que tienes derecho a tu indemnización, el tiempo es fundamental para preparar la prueba y defender bien tus intereses
  • Buscar siempre ayuda especializada como la que te ofrecemos en Valenzuela & Resel Abogados: no te vale cualquier profesional, porque es fundamental conocer a fondo tanto la normativa como el modo de funcionar de las compañías
  • No pierdes nada por hacer tu consulta: infórmate primero, y decide después.

Llevamos más de 20 años ayudando a víctimas como tú, y un 97% de los perjudicados que vienen a consultarnos y nos dicen que la compañía no quiere pagarles indemnización acaban cobrándola con nuestra ayuda.

¿Hablamos?

Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso. Te atendemos en una consulta gratuita y sin compromiso para resolver todas tus dudas con nuestros abogados.

 

ÚLTIMOS ARTÍCULOS