Juicio por accidente de tráfico: Cómo reclamar judicialmente la indemnización que no te quiere pagar la Compañía Aseguradora responsable

juicio por accidente de tráfico
1 de abril de 2022

Si te toca tener que ir a juicio por un accidente de tráfico, lo habitual es que te surjan mil dudas y preguntas:

¿Cómo es el juicio?

¿Cuál es tu papel, tienes que ir o no?

¿Cuánto tarda?

¿Qué puede pasar si ganas o pierdes?

¿Quién decide si hay que ir a juicio?

Como seguro que imaginas, tener que acudir o no a juicio por accidente de tráfico depende de la postura que tenga la aseguradora a la hora de indemnizarte por los perjuicios sufridos.

Ni hay que ir a juicio siempre, ni siempre hay que llegar hasta el final de un procedimiento judicial, porque es posible llegar antes a un acuerdo.

Quien va a asesorarte sobre lo mejor para hacer en tu caso, según actúe la compañía de seguros, siempre va a ser un abogado especialista en accidentes de tráfico.

Sea como sea tu accidente, y antes de valorar cómo tramitarlo, debes informarte bien, y en Valenzuela Resel Abogados podemos ayudarte.

 

¿Cuándo toca ir a un juicio por un accidente de tráfico?

Lo primero que debes tener en cuenta es que para cualquier actuación judicial siempre vas a necesitar a un abogado.

Lo segundo, que cuando tienes ayuda legal para la defensa de tus intereses desde el principio, será tu abogado quien valore contigo la opción de acudir a un juicio por accidente de tráfico.

Pero ojo, porque cada accidente es diferente a los demás y hay que valorar cada caso en concreto.

Salvo algunos casos excepcionales, antes de acudir a la vía judicial hay que intentar el acuerdo amistoso con la compañía para ahorrarte tiempo y gastos.

Esto significa que vamos a intentar como tus abogados negociar con la aseguradora para conseguir que te paguen todos los daños sufridos, y evitar que tengas que ir a un juicio.

Sin embargo, no siempre es posible conseguir que te indemnicen “por las buenas”.

Antes de interponer una demanda hay que cumplir una serie de trámites previos, que serían como una fase “prejudicial”, y de su resultado va a depender en gran medida la decisión de ir o no a juicio:

➡️ Primero, tenemos que hacer una reclamación previa por escrito a la compañía que tiene que pagarte adjuntando la documentación que acredita tus daños para que te haga una oferta.

Este trámite es necesario para poder luego demandar judicialmente.

➡️ Segundo, la compañía tienes tres meses desde nuestro requerimiento tomar una de estas decisiones:

  • Contestar con una oferta de pago de tu indemnización.
  • Contestar diciendo que no te paga (porque te discuta la culpa, o que las lesiones no tengan nexo causal con el accidente) o esto se llama Respuesta Motivada.
  • Demorar el plazo para contestar porque sigues en tratamiento médico y no pueden ofrecerte aún una indemnización definitiva.
  • Directamente no contestar el requerimiento que le hemos hecho.

Podremos acudir a un juicio por accidente de tráfico demandando a la compañía:

  • Si la compañía ha contestado con una oferta que no es correcta porque está por debajo de lo que debería pagarte.
  • Si la compañía responde que no te paga
  • Si la compañía no contesta.

Cuando la negociación no es posible, y la compañía no quiere indemnizarte por el motivo que sea, es el momento de valorar junto con tu abogado si te interesa acudir a la vía judicial.

 

Cuando la aseguradora te discute la responsabilidad en el accidente

Si la compañía no quiere pagarte porque dice que tú eres el culpable del accidente la única forma de reclamar va a ser acudir a un procedimiento judicial.

Pero hay veces que no eres el responsable, pero la aseguradora no te quiere indemnizar porque te considera culpable.

Puede ser por un Atestado que no está claro, porque hay versiones contradictorias, porque la dinámica del accidente no está clara, o por cualquier otro motivo.

La compañía de seguros no se va a mover de su postura.

Por ello la única vía que te queda para reclamar será la judicial.

Tu abogado será quien valore las opciones que tienes de ganar el pleito, y cómo puede defender tus intereses, por ello es fundamental estar bien asesorado.

 

La aseguradora te discute la entidad de tus lesiones

En otras ocasiones la aseguradora reconoce que tiene que indemnizarte, pero discute la cantidad a pagarte.

Esto puede ocurrir porque valore tus lesiones por debajo de lo que te corresponde percibir, algo que suele pasar muy a menudo.

Puede que la compañía te valore menos días de los que has tardado en curarte, que no te valore secuelas, o que lo haga, pero en valores mínimos.

Esto te afecta porque tus secuelas se valoran en puntos: no es igual que te paguen 3 puntos que 6, ya que cuantos más puntos reconozcan, más sube el importe de tu indemnización.

En otras ocasiones la oferta económica que te hace la compañía no es correcta porque no ha incluido la valoración de alguna o varias lesiones derivadas del accidente.

Por ejemplo, te ha valorado una lumbalgia, pero no te reconoce un daño en el hombro.

Si te han quedado secuelas en el hombro, la compañía no la va a incluir en su oferta de indemnización y eso es dinero que pierdes.

En todos estos supuestos es fundamental realizar un análisis del caso concreto por parte de un abogado especialista para ver la viabilidad de presentar una demanda judicial.

 

¿En qué consiste el juicio por accidente de tráfico?

Seguramente te surjan muchas dudas sobre cómo funciona el juicio, si tienes que ir, cuánto tarda el proceso, o qué puede pasar.

Cuando en Valenzuela & Resel Abogados valoramos con un perjudicado la opción de acudir al Juzgado, lo primero que hacemos es explicar bien qué vamos a hacer para defender sus intereses frente a la aseguradora.

Es importante que sepas también el coste que un juicio va a tener para ti, así como las opciones de ganarlo, porque puede haber condena en costas.

La decisión final sobre si acudir a juicio siempre es tuya como víctima.

Nosotros te aconsejamos y orientamos como especialistas en accidentes de tráfico, pero no decidimos por ti.

Como abogados expertos en accidentes de todo tipo, siempre te recomendaremos ir a la vía judicial si tenemos claro que tienes muchas posibilidades de ganar el pleito.

Y lo valoraremos juntos.

Hay dos vías para acudir a un juicio por accidente de tráfico: la penal y la civil.

 

Juicio penal: más restrictivo y en casos concretos

Hasta 2015 la mayoría de las reclamaciones judiciales por un accidente de tráfico se tramitaban en los Juzgados penales.

El proceso era más rápido: se ponía la denuncia, tus lesiones las valoraba el médico forense del Juzgado, quien emitía un informe de sanidad valorando tus lesiones, y se señalaba juicio.

Los abogados requeríamos a las compañías que muchas veces pagaban por acuerdo, y si no era posible, el juicio se celebraba.

Este sistema cambió en 2015, cuando se despenalizaron los juicios de faltas.

Ahora la vía penal queda solo abierta para accidentes muy concretos, como, por ejemplo, los que son muy graves por el resultado (un fallecimiento, por ejemplo) o por la imprudencia que lo ha provocado.

Por ejemplo, se tramitan por esta vía los accidentes derivados de una alcoholemia con lesiones o cualquier Delito contra la Seguridad del Tráfico.

 

Juicio civil: clases y cómo funcionan

En todos los demás casos, si la compañía de seguros no te quiere pagar la indemnización tienes que acudir a un juicio civil, que puede ser un juicio verbal o un procedimiento ordinario.

¿Cuál es la diferencia?

Básicamente hay dos:

La primera es la cuantía que reclamamos:

  • Se acude a un Juicio verbal cuando la indemnización que vamos a reclamar en la demanda contra la aseguradora no excede de 6.000 euros.
  • Para demandas reclamando indemnizaciones superiores a 6.000 euros, interponemos un Procedimiento ordinario.

La segunda afecta a los tiempos de tramitación del procedimiento:

El juicio verbal tiene una tramitación más corta que el procedimiento ordinario.

¿Qué se hace en el juicio verbal?

  • Tu abogado interpone la demanda contra la compañía.
  • El Juzgado la admite a trámite y le da traslado a la compañía de seguros.
  • La compañía de seguros contesta la demanda (10 días).
  • El Juzgado señala la fecha del juicio en el que se proponen y practican las pruebas.
  • Queda el pleito visto para sentencia.

¿Qué ocurre en el procedimiento ordinario?

  • Tu abogado interpone la demanda.
  • El Juzgado la admite a trámite y le da traslado a la compañía.
  • La aseguradora contesta la demanda (20 días).
  • El Juzgado señala la fecha para lo que se llama la Audiencia Previa. En esta vista las partes proponen la prueba y que el Juez puede admitir o no, y en ese mismo acto fija la fecha del juicio.
  • Se celebra el juicio en la fecha señalada en donde se practican las pruebas admitidas en la Audiencia Previa.
  • Queda el pleito visto para sentencia.

 

¿Y tú como demandante y perjudicado tienes que acudir al juicio?

La respuesta es que no es obligado, salvo que la compañía de seguros pida tu declaración, lo que no suele ser habitual.

Estos son los pasos básicos de juicio verbal u ordinario. Sin embargo, no siempre es necesario llegar hasta el final, es decir, que se celebre el juicio y el Juez dicte sentencia.

Entre el momento de presentar la demanda hasta el día del juicio, es muy habitual que se llegue a un acuerdo con la compañía de seguros, lo que te ahorra tiempo y gastos, porque el procedimiento se termina antes.

En cualquier caso, siempre será tu abogado quien te informe puntualmente del desarrollo del procedimiento y, en caso de llegar a un acuerdo, si el mismo te beneficia. Siempre la decisión de llegar a un acuerdo es tuya.

En resumen: cuando la aseguradora no quiere pagarte la indemnización, puedes acudir a la vía judicial.

Y para ello necesitas ayuda de abogados especialistas en accidentes que te informen y asesoren sobre tus opciones, y valoren contigo la mejor vía para que te paguen los perjuicios que has tenido.

Cuanto antes acudas a tu abogado, antes recibirás el asesoramiento que necesitas para preparar tu reclamación, y en su caso, ir a juicio si no quieren indemnizarte.

 

¿Has tenido un accidente de tráfico? ¿La aseguradora te discute culpa, lesiones, o las dos cosas?

 

En Valenzuela & Resel Abogados sabemos muy bien cómo reclamar con garantías, aunque la compañía no quiera indemnizarte, y defender tus intereses en un juicio por accidente de tráfico.

Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso en consulta gratuita y sin compromiso. Tus Abogados Accidentes de Tráfico Madrid.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Inicio Blog